Saber cuidar inteligente el dinero se necesita más que saber matemáticas. Esto es sencillo: invertir, gastar menos de lo que se gana y ahorrar es necesario para cuando llegues a viejo.

Las metas psicológicas y emocionales son las que impiden que la mayoría de las personas lleguen a sus metas financieras, esto es más fácil que los números, y puede cambiar. La lleve esta en cambiar tus pensamientos financieros, para lograrlo se recomienda seis pasos fácil de seguir.

No hay recetas secretas.

Las bases para formar un bienestar económico no cambian desde anos. No hay que hacer caminos cortos y no hay secretos; más bien hay que concentrarnos en lo que nos han enseñado los  abuelos, ahorrar alguna parte del sueldo y no gastar mas de lo que se gana.

La satistaccion con medida.

La felicidad no se encuentra si solo se trabaja para gastar en mas cosas, porque siempre hay cosas que comprar y nunca se esta del todo completo, esta es una trampa pero es fácil salir de ella. Enseñarse a sentirse completo con lo que se tiene y a ser feliz mientra se llega a la meta.

Imposible tener todo.

Gasta solo lo que necesites y quitar los gastos innecesarios que solo producen una fuga a tu economia.

Programate para proceder en automático.

Hay que programar en automático ahorros, pagos a cuentas, e inversiones, con esto se ahorra tiempo, preocupaciones y también no tendrás tentaciones de gastar los ahorros. Cuando se desea invertir y ahorrar, uno llega a ser el peor consejero. Hay que salir de este posible problema.

Perfeccion esta en contra de todo esta bien.

Siempre se busca la manera mas segura de invertir o ahorrar el dinero y esto nos lleva a tomar malas decisiones, no existe plan perfecto, siempre hay riesgos y debemos aprender a detectarlos, analizar cualquier propuesta de ahorra e inversion es una regla que siempre debemos aplicar.

No inventar pretextos.

Uno mismo es responsables de sus exitos o fracasos, no podemos ir culpando a todo mundo de lo que nos sucede. Construir nuestro exito se basa en el fruto del trabajo diario, nadie te regalara nada, conseguirlos por nosotros mismo es nuestro objetivo.

A ninguna persona le interesa más tu dinero que a ti mismo.

No hay que quedarse a esperar a que una persona nos diga en que invertir, ahorrar o pagar cuentas. Hay que ser inteligente y maduros para guiar los negocios. Hay que hacer lo mismo con nuestros bienes.