El acoso laboral o mobbing es una práctica que se presenta en muchos centros de trabajo, lo que provoca conflictos y un bajo rendimiento;  para erradicarlo, primero es necesario saber cuáles son sus señales y las diferentes formas en que puede afectar a una persona.

Las personas pasan muchas horas del día en su trabajo, probablemente esa sea tu situación, ante una convivencia como esta, se generan relaciones cordiales entre los compañeros. No obstante, puede ocurrir que también haya bullying, del cual hablaremos en este artículo.

¿Qué es el mobbing?

El acoso es un problema global que se da dentro de las escuelas, los hogares y los lugares de trabajo; en el caso específico del hostigamiento laboral, países como España, Suecia y Colombia han creado legislaciones para proteger a los empleados que sufran por esta práctica.

Para entenderla, primero debemos explicar que la palabra mobbing deriva del término inglés “mob”, que significa “multitud que asedia a algo o alguien”, de manera hostil y poco amistosa.

Por lo tanto, podemos decir que se trata “de la situación en que una persona o un grupo de personas ejercen violencia psicológica extrema, de forma sistemática y durante un tiempo prolongado sobre otra persona en el lugar de trabajo”, explica la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“En esta conducta, el agresor por lo regular se encuentra en un estatus diferente al del agredido; sin embargo, se da el caso que también puede ser un inferior, cuyas acciones pretender intimidar, hostigar o perturbar a la víctima, hasta lograr el abandono de la fuente de trabajo”, añade la máxima casa de estudios.

Causas principales del mobbing

Las diferentes investigaciones alrededor de esta práctica han permitido tener un acercamiento más certero a sus causas, que a grandes rasgos se deben a las circunstancias sociales, económicas y físicas del entorno donde se desarrolla una actividad laboral.

Entre las causas más específicas del hostigamiento laboral se encuentran los celos y la envidia por parte del acosador, quien se siente amenazado por las habilidades que tiene la víctima en la realización de su trabajo.

Otro motivo es que las víctimas de acoso se niegan a participar en actividades ilícitas o fraudulentas, lo que provoca que uno o más compañeros tengan actitudes groseras o violentas hacia estas personas.

Síntomas

El acoso laboral se puede detectar porque presenta conductas muy claras por parte de los sujetos hostigadores, entre ellas: humillación, exclusión, amenazas (verbales y escritas), ridiculización, discriminación, gritos e incluso, acoso sexual.

Para saber si una persona es víctima de estas situaciones propias del mobbing, es necesario verificar si presenta uno de los siguientes síntomas:

  • Falta de comunicación. Las víctimas de acoso laboral no pueden expresar sus ideas con libertad y no se les comparte toda la información que necesitan para hacer su trabajo, para que no puedan tener una mejor comunicación con sus compañeros más cercanos.
  • Desprestigio y aislamiento. A la persona que sufre acoso no se le asignan tareas importantes, o bien, se le piden actividades que no son propias de su profesión, para que parezca que no cuenta con las habilidades que requiere su puesto; todo esto provoca que se aísle de sus compañeros.
  • Daños físicos y psicológicos. Cuando el hostigamiento escala a niveles más preocupantes, los síntomas incluyen lesiones físicas y secuelas psicológicas como la depresión y la ansiedad.

Con todas acciones lo que se pretende es “lograr la intimidación, anulación e inclusive la destrucción de la víctima, por el simple hecho de demostrar el poder del sujeto que realiza la acción”, puntualiza la UNAM.

principales causas del Mobbing

Tipos de mobbing laboral

En una empresa, la posición jerárquica de los sujetos que ejercen el acoso determina el tipo de mobbing laboral y las acciones que se realizan para dañar a las víctimas.

Mobbing ascendente

Es un tipo de hostigamiento destructivo en el que las víctimas ocupan un nivel jerárquico superior a la persona o personas que cometen los ataques, por lo que no saben dónde o con quién pedir ayuda, por ejemplo, los sindicatos.

Mobbing horizontal

Ocurre cuando dos trabajadores, el acosador y la víctima, tienen el mismo nivel o estatus dentro de una empresa y compiten para obtener un puesto superior, o bien, un aumento salarial.

tipos de Mobbing

Mobbing descendente

Sobre este tipo de acoso, la UNAM explica que es ejercido por personas que tienen posiciones altas dentro de una empresa, quienes se valen de su poder para que los afectados abandonen su fuente de empleo o se cambien de área.

“En estas circunstancias la persona acosada siempre tratará de salir adelante ante tales hechos; sin embargo, en muchas ocasiones suele darse por vencida y retirarse de manera definitiva del empleo en el que es objeto de acoso”, detalla la universidad.

Mobbing estratégico

En este caso, el acoso se considera como institucional porque forma parte de las estrategias de una empresa para que el empleado afectado termine con su contrato de forma voluntaria y entonces, la compañía no adquiera la responsabilidad de pagar una indemnización por despido improcedente.

Mobbing perverso

Las causas de este tipo de acoso tienen que ver con la personalidad manipulativa y hostigadora del acosador, por lo que la única forma de terminar con el hostigamiento es que el abusador sea despedido de la empresa; es muy común que dentro del mobbing perverso, los acosadores ejerzan las acciones negativas sobre la víctima cuando no hay testigos.

Consecuencias del que sufre mobbing

En México, según lo señala la UNAM, el acoso laboral es un problema que provoca diferentes trastornos, entre ellos, depresión, ansiedad, pérdida de autoestima, lo que en casos más severas lleva a un deterioro general de la salud.

Luego de sufrir mobbing, las personas también pueden tener consecuencias físicas, algunas de ellas son los trastornos cardiovasculares, por ejemplo, hipertensión y dolores en el pecho.

También es posible que las víctimas sufran de dolores lumbares y cervicales; trastornos respiratorios como sofocos e hiperventilación, además de problemas gastrointestinales, entre ellos, dolores abdominales, náuseas, vómitos y sequedad de boca.

que es el Mobbing

¿Cómo prevenir el mobbing?

Para evitar que las personas de una empresa sufran de hostigamiento laboral, es necesario enfocarse en la prevención, en la cual deben participar tanto directivos como empleados, a fin de que los resultados sean positivos.

El acoso laboral se enfrenta poniendo en práctica algunas estrategias de protección, por ejemplo: reconsiderar las metas y planes de vida, reconocer las virtudes que posee uno mismo y tomar un tiempo libre cuando sea necesario.

También es posible llevar a cabo estrategias ofensivas, que según la UNAM, consisten en no dejarse dominar por el miedo o el odio, analizar al agresor para utilizar sus debilidades como parte de la defensa y evidenciar públicamente al acosador cuando sea posible.

Mobbing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Menú